Cientos de universitarios ayudan a los damnificados por 'El Niño'

En tiempos de crisis, una ciudad puede hundirse o salir a flote con su gente unida. Eso es lo que ha pasado en Piura, tras la inundación del pasado mes de marzo.

Iniciativas sociales
Opus Dei - Cientos de universitarios ayudan a los damnificados por 'El Niño'

El Comercio Piura: altruista labor de universitarios en la zona de desastre

El 24 de marzo publicamos una noticia sobre “Todos somos Piura”, una campaña destinada a la recolección de víveres y medicinas en la Universidad de Piura (Perú). En las siguientes semanas han continuado las labores de ayuda a los miles de damnificados por las lluvias e inundaciones.

*****

Las redes sociales fueron, entonces, ya no un mecanismo lúdico, sino una cadena de solidaridad. La gente se pasaba la voz, organismos reclutaban voluntarios para ayudar en la zona del desastre.

Algunos de los grandes gestos de altruismo fue el emprendido por estudiantes universitarios. La Universidad de Piura (UDEP), a través de su red de voluntariado, reclutó a 400 personas para llevar ayuda humanitaria. A la fecha han repartido casi 40 toneladas de alimentos y agua.

María Chirinos, directora de Relaciones Institucionales de la UDEP, explicó que se implementaron tres centros de acopio de ayuda humanitaria: en el campus de Piura y Lima, y en el colegio Alpamayo. “Hemos recibido cantidad de ayuda, de diversas instituciones privadas y organismos de la sociedad civil. Recibíamos y con nuestros voluntarios descargábamos y llevábamos a la zona del desastre. De modo que hemos atendido rápidamente a los damnificados”, dijo.

Añadió que este centro universitario acompañará de cerca a los damnificados y el proceso de la reconstrucción de la región Piura. “Ahora estamos con la ayuda humanitaria, pero luego vendrá el siguiente paso: entregar medicinas, mascarillas, y ayudar desde la academia con el proceso de reconstrucción, pues tenemos muchos especialistas que pueden aportar”, precisó.

La ayuda, canalizada a través de la universidad, ha ido a las zonas más devastadas del Bajo Piura: Pedregal Chico, Grande y Nuevo Pedregal; Narihualá y Cura Mori. “Incluso hemos tenido 75 alumnos damnificados de beca 18, y que estudian en esta universidad. Gente muy pobre, que ahora pasa por este desastre. Ellos nos han ayudado a focalizar la ayuda”, dijo Susana Vegas, directora de relaciones internacionales de la UDEP.