San Josemaría

Textos diarios

“Si ves claramente tu camino, síguelo”

¿Por qué no te entregas a Dios de una vez..., de verdad... ¡ahora!? (Camino, 902)

Si ves claramente tu camino, síguelo. -¿Cómo no desechas la cobardía que te detiene? (Camino, 903)

"Id, predicad el Evangelio... Yo estaré con vosotros..." -Esto ha dicho Jesús... y te lo ha dicho a ti. (Camino, 904) "Et regni ejus non erit finis". -¡Su Reino no tendrá fin!

¿No te da alegría trabajar por un reinado así? (Camino, 906) "Nesciebatis quia in his quae Patris mei sunt oportet me esse?" -¿No sabíais que yo debo emplearme en las cosas que miran al servicio de mi Padre?

Respuesta de Jesús adolescente. Y respuesta a una madre como su Madre, que hace tres días que va en su busca, creyéndole perdido. -Respuesta que tiene por complemento aquellas palabras de Cristo, que transcribe San Mateo: "El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí". (Camino, 907)